jueves, 7 de enero de 2016

Nuevas tendencias para este 2016


ABRIGO CON CUELLO DE PELO
1. Abrigo con cuello de pelo. Setentero a más no poder, con cierto aire de diva trasnochada y (sí, así es) práctico. Por calientito y por fácil de combinar. ¿Cómo no se iba a convertir en tendencia en un año donde todo cuenta? Poppy Delevingne lo lleva con minidress de estampado botánico y botines Chelsea de terciopelo azul noche. firmados por Topshop. Amén.


BLUE & WHITE
2. Blue & White. Que se presente como negro, pero que no lo sea: ese es el objetivo del azul marino en 2016. Razón de más para que se ponga de acuerdo con el blanco y destierre al tradicional lado oscuro del binomio para ocupar su lugar. Sobre todo en los looks de inspiración navy sixties. Piensa en Brigitte Bardot, Jane Birkin o Françoise Hardy y darás con la clave. Hailey Baldwin ya lo ha hecho.


EL CHOKER
3. El choker. Dícese de la cinta de plástico o tela (raso o terciopelo negros) que se coloca en la parte superior del cuello a modo de gargantilla. En la foto, muy bien lucida por Behati Prinsloo. Seguro que tú también la llevaste en los 90. Seguro que ahora dices "de este accesorio no beberé". Pero recuerda: la sed de sentirse uno mismo no perdona...


INSPIRACIÓN LENCERA
4. Inspiración lencera. Primero fue la pijama vista. Después, el body transparente en clave party. Y, ahora por fin, les llega el turno a los vestidos y faldas lenceros. Es como ir en camisón pero con jersey de lana o cazadora vaquera; sin caer en el frecuente error femme fatale. Tómatelo así y triunfarás tanto como Chiara Ferragni conjugando íntimo encaje y espíritu high tech en un mismo estilismo. Todo de Louis Vuitton.


EL VESTIDO NAÏF
5. El vestido naïf. Al mundo nerd, a Wes Anderson, a los cuentos de hadas, al feísmo con clase, a tu "babi" del cole... muchos son los lugares a los que puedes acudir para coger ideas que te preparen en pos de abrazar con alegría esta tendencia. Alexa Chung la defiende a muerte. Sentido del humor mediante (y con Miu Miu en la etiqueta).


LOOK MONOCROMÁTICO
6. Look monocromático. Da igual cuál, lo importante es que escojas un solo color y te lo juegues todo a su significado. Blusa, shorts, abrigo, zapatos e incluso piel (o cabello): tíñete de la cabeza a los pies de tu mejor matiz para que nadie lo entienda y, a la vez, ser la más cool del lugar. Gigi Hadid sabe de eso...


SLIP DRESS
7. Slip dress. Se trata de un vestidito muy fino, con tirante muy fino, con carácter muy fino. Minimal hasta el infinito. Preferiblemente, negro o nude; y con largo más allá de la rodilla. Podría convertirse en una alternativa al LBD en 2016. Tal y como Kate Moss vestida de Calvin Klein se volvió estrella pese a no encarnar los cánones habituales de las supermodelos nineties. Como siempre, Sienna Miller se te ha adelantado también en esto.


TALLA XXL
8. Talla XXL. Sin miedo al oversize se vive mucho más feliz. Vanessa Hudgens no le teme a las prendas amplias y masculinas; y gracias a ello se atreve a trascender la frontera psicológica del abrigo ancho y a llevar juntos pantalón palazzo, blusa de seda holgada, lazo gigante y chaquetón de chico. ¡Aplausito!


MIX & MATCH
9. Mix & Match. No se trata de que te coloques encima esa colcha de patchwork que te regaló tu abuela, no... ¿Un consejo para que no lo parezca? Dentro de una misma gama de color y de idéntico "rollo", mezcla todo el tiempo y sin parar. Estampados diferentes de tamaño similar serán tus aliados. Alessandra Ambrosio se decanta por un vestido lleno de olas azules a la orilla del mar; muy ella.


ROSA CUARZO
10. Rosa cuarzo. Pues eso que nadie se lo esperaba. Después de la discreción del Burgundy, la pastelosidad de este color dulce como la María Antonieta de Sofía Coppola y suave como tu estado de ánimo tras las Navidades irrumpe en la pantonera para, en silencio, darle la vuelta. Porque él no grita, pero expresa sus ideas. Porque él no es ningún fucsia loco: él es todavía mejor. ¿Cómo no iba a conquistar a Dakota Johnson y a su red carpet vestido de Prada?


AZUL SERENIDAD
11. Azul Serenidad. Solo o acompañado (por su BFF Rosa Cuarzo o por una rosa de lentejuelas rojas de Dolce & Gabbana by Diane Kruger, qué más da), el color bebé por excelencia comparte podio en Pantone con su complementario psicológico. Es más calmado que dulce; más sólido que etéreo. Nota importante: no confundir con el celeste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario