domingo, 7 de febrero de 2016

La moda según tu forma de ser.

Adaptá la moda a tu forma de ser

Más allá de las modas hay algo que te identifica pero al mismo tiempo evoluciona permanece a lo largo de tu vida: es tu estilo personal. Te damos las claves para descubrirlo y potenciarlo.
Más allá de las modas hay algo que te identifica  y permanece a lo largo de tu vida. Se va conformando desde chiquita, suele cambiar radicalmente en la adolescencia, cuanto nos estamos buscando, aprendiendo a conocernos, y se consolida en la juventud. Hacia los 30 ya es importante haber logrado conformar un estilo propio. El estilo te da seguridad, es lo que hace que los demás te reconozcan y sepan qué pueden esperar de vos.
No es algo rígido, sino todo lo contrario, algo dinámico. Hay una esencia que permanece y es lo que te hace única, pero va evolucionando y adaptándose a tus cambios internos, tus intereses, tipo de vida, trabajos, roles y acompaña tus cambios corporales.
Lo importante es que te muestre tal cual sos, que tu outfit sea un reflejo armónico de lo que vos tenés para transmitirle al mundo. No es algo espontáneo. El estilo se construye y se conforma estratégicamente. Debe representar deseás, lo que sentís, lo que hacés, lo que querés hacer.

¿Cómo sé cuál es mi estilo? El primer paso, si todavía no tenés un estilo determinado o sentís que tu forma de vestirte no te representa, es hacer un diagnóstico sincero.
Confeccioná una lista que incluya cada uno de tus puntos y anotá cómo es la ropa y los accesorios que usás y el peinado que llevás. Sé sincera y realista. ¿Esa ropa te representa? ¿El corte de pelo? ¿El maquillaje? ¿Está de acuerdo a tu edad, a tus gustos, a los ámbitos que frecuentás?
Pedí feedback. ¿Qué efecto causa tu apariencia en los demás? Esto podés preguntarlo a una persona que te dé su parecer. Elegí a alguien que sea capaz de darte una opinión sincera, afectuosa y con respeto, no de esas amigas o madres que te tiran abajo. También confiá en tu propia intuición, pero no seas muy perfeccionista.
Estudiá las tendencias y el pasado. Todos los estilos tienen su onda interesante. Mirá revistas, series, leé novelas. ¿Quiénes son los personajes con los que te identificás? ¿Cómo actúan? ¿Cómo se lookean? ¿Hay algo de sus guardarropas, corted de pelo, maquillajes, que te llamen la atención? Probá cómo te quedaría. ‘Concuerda con tu cuerpo, forma de rostro, cuerpo, actividades y ámbitos en los que te desarrollás? Si la respuesta es “sí”, entonces podés adoptar esos recursos. Si es “no” pero te gustaría, pensá en incorporar pequeños cambios relacionados con el estilo: un accesorio, una blusa, una forma de caminar. Adaptalo a tus posibilidades y confeccioná un estilo propio.

Conocé los estilos básicos que son tendencia actual.
Romántico. Refleja  las emociones y las pasiones –ya sea el amor, el sufrimiento o el odio-, los sentimientos religiosos, patrióticos y los inspirados en la naturaleza. Quienes tienen este estilo poseen grandes ideales de libertad, dan rienda suelta a la imaginación, y sienten bastante nostalgia por los tiempos lejanos. Su outfit incluye vestidos, volados, estampas florales y telas livianas, cashmere en invierno y gasa en verano, en colores pastel. Las románticas suelen usar el pelo suelto y largo y poco maquillaje, en tonos rosados o durazno.
Glamour. Con este estilo se busca atraer miradas y mostrar refinamiento. Es un estilo que exige mucho tiempo para la producción, un poder adquisitivo alto, viajes al exterior y mucha marca de diseñadores top para comprar ropa llamativa y accesorios fetiche.  Tienen cita obligada no menos de una vez por semana en la peluquería, el beauty center o el spa. Los looks se componen con brillos, ropa ajustada, perfumes exóticos y siempre van a la par de las últimas tendencias.
Deportivo. La actitud de vida es el movimiento, quienes tienen esta onda siempre están tomando o dando clases de actividad física. La ropa tiene que ser cómoda y funcional y el bolso las acompaña a todas partes. La moda de las calzas y los leggins es perfecta para ellas ya que con cambiar las zapatillas por unas botas cortas y reemplazar el top del gym por una camisa logran un perfecto atuendo para salir a comer o ir al cine.
Urbano. Éste es el look de la mayoría de las personas. Todos en general tenemos que adaptar nuestros guardarropas a las exigencias del trabajo y de la vida social. El vestidor está lleno de prendas negras para  invierno y natural para el verano. Los toques de cada temporada se dan en las  remeras de color, las camisas blancas, los blazers, o cardigans, así como en los accesorios, que varían según la tendencia de la temporada.
Bohemio. Es muy similar al estilo hippie, intelectual o al hippie chic que refleja el interés por culturas exóticas, la espiritualidad y la vida despojada de intereses materiales. Una bohemia va a elegir faldas y vestidos, preferentemente livianos y con caída antes que cortes geométricos. También va a optar por los  estampados coloridos, étnicos y exóticos. Disfrutan de la ropa de diseño de autor. Usan bijou comprada en ferias artesanales, piedras energéticas y el pelo con rastas o adornado con bandanas y vinchas.
Fuente Original: http://entremujeres.clarin.com/moda/fashion-tips/moda-consejos-estilos-tendencias_0_1351065603.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario